Otros tratamientos

Estética facial

En nuestra consulta contamos con una larga experiencia en venopunción y extracción de sangre para la elaboración in situ del PRF (plasma rico en factores de crecimiento). Dicho concentrado se usa con frecuencia para tratamientos quirúrgicos dentales, pero también tiene aplicaciones, con una textura más fluida, en el campo de la estética facial.

El tratamiento de PRF facial consigue importantes mejoras del tono, tersura y calidad de la epidermis y tiene un gran efecto rejuvenecedor de lifting sin cirugía, siendo además un procedimiento absolutamente fisiológico y natural.

Este concentrado fluido puede inyectarse mediante microinyecciones (microneedeling o vampire lifting)  y también a un nivel más profundo mediante pequeñas cánulas intradérmicas que permiten además restaurar volúmenes combinados con ácido hialurónico y realizando mínimas incisiones. Es una forma ideal de aprovechar las capacidades regenerativas del cuerpo para compensar los efectos del paso del tiempo y mantener una piel sana y joven.

Preguntas frecuentes

Sin duda, y además se potenciarán mutuamente los efectos. Pueden obtenerse excelentes resultado combinando el PRF con infiltraciones de ácido hialurónico o vitaminas. Asimismo se pueden combinar con tratamientos como radiofrecuencia y láser.. El PRF, al ser un concentrado obtenido de la sangre del propio paciente, no tiene ningún tipo de contraindicación ni puede generar efectos antinaturales o artificiosos.

Pueden ser visibles durante seis meses a un año en función de cada persona.

Suelen ser útiles tres sesiones con espacio de un mes entre ellas. en el tratamiento inicial. Posteriormente se pueden pautar sesiones de mantenimiento anuales o bianuales en general.