Otros tratamientos

Regeneración Bio-PRF

La regeneración de tejidos del cuerpo humano por medio de infiltrados o injertos provenientes del plasma sanguíneo del propio paciente presenta aplicaciones y ventajas indiscutibles.

Las ventajas con respecto a otros procedimientos quirúrgicos de regeneración de hueso o tejidos blandos son:

  1. Técnica de injerto más sencilla y menos dolorosa en comparación con la extracción de tejido del paladar o de hueso de otras zonas del cuerpo.
  2. Mayor eficacia y resultados más predecibles
  3. Mejor y más cómoda recuperación postoperatoria.
  4. Procedimiento más económico.
  5. Procedimiento altamente fisiológico.
  6. Acortamiento considerable de la cicatrización y del tiempo necesario para la regeneración.

La aplicaciones del PRF (plasma rico en fibrina/factores de crecimiento) proveniente de la sangre del propio paciente son muy numerosas, dado que favorecen y potencian de forma considerable la capacidad regenerativa del propio organismo. Al inyectar o injertar un concentrado de los factores de crecimiento de la propia sangre en un área concreta de tratamiento lo que estamos haciendo es multiplicar fisiológicamente la actividad regenerativa natural justo en el lugar donde es necesaria.

Aplicaciones en cirugía dental:

  1. En cualquier cirugía oral, si deseamos potenciar los resultados o acelerarlos.
  2. En cirugías de regeneración cuando falta hueso para colocar implantes.
  3. En tratamientos de regeneración de encías y de enfermedades periodontales.

Aplicaciones en Estética peribucal y facial:

Rejuvenecimiento y mejora estética de la zona peribucal (labios, código de barras) Rejuvenecimiento y mejora de la piel del rostro (el infiltrado y microneedeling de PRF sanguíneo, popularmente conocido como vampire lifting, estimula la producción fisiológica de colágeno y devuelve a la piel madura la luminosidad, fortaleza y tersura propias de una piel joven sin que sea necesario recurrir a rellenos de materiales sintéticos.

Preguntas frecuentes

No es dolorosa, viene a ser parecido a las extracciones que se llevan a cabo para realizar analíticas.. Por otro lado, el postoperatorio tiende a ser más cómodo y rápido debido a los propios factores de regeneración del concentrado, que aceleran los procesos curativos y de cicatrización.

El PRF se diferencia del PRP en que el concentrado obtenido no se mezcla con anticoagulante y por ello se puede decir que es más fisiológico al no tener sustancias extrañas añadidas. Los resultados también varían siendo en general más efectivo el PRF, ya que el anticoagulante usado en el PRP interfiere en la cadena de coagulación que debe volver a activarse una vez injertado.

El PRF resulta útil en los tratamientos de regeneración de encías porque, siendo mucho menos agresivo, presenta resultados similares que la otra alternativa, que sería el injerto de tejido conectivo extraído normalmente del paladar del paciente, por lo que simplificamos el proceso haciéndolo también menos incómodo y doloroso.